Acelere,Su,Prosperidad,(Parte,1),Autoayuda,Desarrollo Personal,Superacion Personal,Articulo">

Acelere Su Prosperidad (Parte 1)

Articulo  33 comments

Acelere su prosperidad,1, Luis Roberto Cordova

Este Articulo contiene consejos extra para enseñar a maximizar la fuerza de atracción. Son opcionales; no es obligatoria su utilización. Con sólo usar las afirmaciones, ya estará incrementando su fuerza atractiva hacia el dinero. Sin embargo, si decide poner en práctica algunos de estos consejos adicionales, 

los resultados aparecerán antes. No me malinterprete; no quiero sobrecargarle de trabajo. Lo único que quiero es que disponga de estos apoyos extra para que mejore su vida, cuanto antes, mejor. Haga su papel Discurso y pensamientos tienen una fuerte conexión entre si. Casi todos estamos de acuerdo en que nuestro discurso puede influenciar el pensamiento de los demás.

Sin embargo, pocos se percatan de que su discurso también les influye a ellos mismos, lo que uno dice influye a su propio pensamiento. A menudo, esta fluencia se produce a través del subconsciente. Si cambia su discurso, cambiará su forma de pensar.

Deje ya de rascarse el ombligo. Ya sé que quejarse puede a veces ser divertido, pero le digo que deje de hacerlo. Créame, el éxito es mucho más divertido que cualquier sensación que tenga en su autocompasión. Lo sé porque yo he probado las dos cosas.

Si suele quejarse por su situación económica, ya puede pasar página. No comente la mala suerte que tiene. Al contrario, haga que sus palabras refuercen la idea de que su economía mejora. Por ejemplo, si queda para ir al teatro con los amigos, no diga que casi no tiene ni para la entrada. No muestre que el precio es un problema para usted.

No se queje por el precio. No piense en las dificultades. De vez en cuando puede experimentar algún que otro pensamiento negativo. Es comprensible. Pero no magnifique esa negatividad convirtiendo sus pensamientos en palabras. Esto hará que la negatividad se plante más profundamente en su mente.

Elimine frases negativas como: Nunca he tenido oportunidades. No fui al instituto. Me estoy haciendo mal. Tengo peor suerte que otros. Estoy inmerso en un carrusel y no puedo salir de él. No soy tan inteligente como antes. Mi familia me ata. La gente tiene prejuicios sobre mí. Mi salud es terrible. No tengo tiempo suficiente. La vida es injusta.

Estas afirmaciones le mantendrán pobre y desgraciado y refuerza actitudes derrotistas. Como mucho, de lo único que sirve es como excusas. Debe detener este tipo de discurso. No hable, actúe –ni siquiera piense– de otra forma que no sea positivamente.

No preste atención cuando los demás hablen de lo mal que está todo. Escúcheme. Concientícese de que esa gente infeliz; no habla su mismo lenguaje. No se una a su lamentable cantinela.

Si ve que sus quejas le están empezando a influenciar dígase a sí mismo algo como, “Ya no estoy en su mismo tren. Yo he elegido el camino del éxito.” Esta larga carrera se le hace más llevadera si se une a gente con confianza, gente productiva.

Supongamos que usted y sus amigos comienzan una dieta. Cuando se encuentre con ellos no diga, “Esta dieta es lo más dura que he visto en mi vida.” Puede que este discurso te ponga en su misma acera. Seguramente lo haga. Pero, esas frases negativa destruirán sus esfuerzos.

Mejor diga, “Esta dieta es buenísima. Me va estupendamente. Estoy adelgazando.” Aunque no haya perdido ni un gramo hable como si lo hubiera hecho. Con su nueva actitud, incluso les parecerá más delgado a los demás.

Hable y actúe como si ya hubiera resuelto sus problemas económicos, aunque los resultados no se vean todavía. Su discurso apoyará a las imágenes que mediante las afirmaciones está implantando en su mente. Si lee y escribe sus afirmaciones todos los días, pero al mismo tiempo continúa actuando como si estuviera arruinado, los resultados –aunque seguros– llegarán más tarde. Usted quiere obtener resultados lo más pronto posible, ¿no? Empiece a actuar como si tuviera éxito, aunque al principio sea todo “teatro”. Pronto obtendrá los resultados. Entonces no tendrá que “actuar”. Después de esto, cuando salga con un amigo y diga, ¿Quieres eso? Yo te lo regalaré. “Me lo puedo permitir.” ¡Estará diciendo la verdad!

Actúe con confianza. No le importe fingir; una buena “actuación” le valdrá hasta que lleguen los resultados y pueda ser verdad, tener confianza en sí mismo.

Actúe como le gustaría ser en realidad. Si quiere ser rico, actúe como si ya lo fuera. Su comportamiento llega a su subconsciente y deja su huella.

Puede engañar fácilmente a su subconsciente, ya que éste no tiene capacidad de razonamiento.

Poco a poco se irá dando cuenta de que aparentar es muy fácil. Y cada vez le costará menos. Los demás le verán como lo que parece ser. Al final, acabará siendo lo que aparenta.

Cuando el presidente del Banco Nacional Frank A. Vanderlip era sólo un niño, solía preguntar a un conocido de la familia qué hay que hacer para triunfar en la vida. Aquella persona le contestaba, “Aparentarlo”. En palabras de William Shakespeare, ¡ Si careces de una virtud, haz como si la tuvieras.” Hable y actúe como si ya hubiera alcanzado sus metas. Pronto las alcanzará.

Sueñe despierto

Desde la niñez, a la mayoría nos dicen que soñar despierto es desperdiciar el tiempo. Nada más lejos de la realidad. Cuando soñamos despiertos, las imágenes de esos sueños van directamente al subconsciente.

Soñamos despiertos de forma involuntaria. Deje que esto ocurra. Cultive esos sueños. Disfrútelos. Agradezca su existencia

Si no se reprocha el soñar despierto, lo hará más a menudo. Esos sueños tendrán normalmente mucho que ver con sus afirmaciones. Esto es bueno. Estas pequeñas escenas que usted crea, hacen la función de valiosas visualizaciones. Nunca deben ser inhibidos, ni interrumpidos. Cuando surja uno, déjelo seguir, Sumérjase en él. Saboréelo mientras dure. Pocas cosas pueden ser más productivas.

Un buen ejercicio mental es pensar que le han dado, por ejemplo, 100 millones de pesetas para que usted haga con ello lo que quiera. ¿Qué haría? ¿En qué lo gastaría? Diviértase con este ejercicio. No piense que soñar despiertos es de locos. No se preocupe de si lo que sueña está bien o mal. Véalos como pequeño paso para poder hacerlos realidad.

Estos sueños le pueden surgir mientras está tomando un café, descansando en la cama, esperando su tren… en cualquier ocasión y lugar. Haga que esa historia imaginaria progrese. Véase j haciendo el trabajo que más le gusta, construyendo la casa de sus sueños, tratando con los líderes del mundo, encontrando la princesa encantada… Soñar despierto es un precioso don que tenemos los humanos. Cuando se acabe uno de esos sueños, tendrá tiempo de sobra para volver a la realidad. Mientras tanto, disfrute del show. Esté atento a las líneas de la suerte.

Cuando usted implanta una imagen, su subconsciente debe buscar el modo de materializarla. Algunas veces, su mente emplea una estrategia que puede parecer chocante. A menudo, esa estrategia consta de varias líneas de la suerte.

Una línea de suerte es cualquier exposición que se realiza una persona, lugar o cosa, que hace avanzar la realización de su imagen. La solución a muchos de sus problemas suelen venir gracias a las líneas de la suerte. Si quiere, puede acelerar las cosas utilizando esas líneas.

La mente trabaja de formas muy extrañas. No hay forma de explicar el funcionamiento de la mente cuando ésta comienza a reestructurar la realidad. No sabemos cómo, pero el subconsciente realiza su trabajo con total eficacia.

Una vez que una imagen es implantada, su mente pone en funcionamiento unas fuerzas sutiles que le alinean en el lado la corriente de energía relevante. Cuando esto ocurre, todo comienza a estar extrañamente influenciado de forma que le acerca a su meta. Misteriosamente, usted se verá atraído hacia situaciones favorables. Esté alerta a estas situaciones. Espérelas. Aquí no estamos hablando de suerte. Su vida se sucede tal y como estaba previsto. Algunas veces, estas situaciones le llegan con tal inmediatez y fuerza, que, ni aun queriendo podría evitarlas. Esté atento.

Si usted introduce imágenes para atraer riqueza, en su vida van apareciendo situaciones relacionadas con el dinero. Aparecerá una oportunidad para realizar una inversión favorable. Misteriosamente se verá entre gente rica, hablando de planes futuros. Un pariente lejano le ofrecerá la posibilidad de reunirse con él para hablar de un negocio rentable… Esto comenzará a ocurrir lentamente, pero luego los acontecimientos se sucederán con rapidez.

No tema hacer nuevas amistades. Nunca sabe si el encuentro más casual puede ser la solución que buscaba. El beneficio que una persona puede causarle puede no estar relacionado con el contexto de su conexión con esa persona.

Una amiga mía, Alicia, trabajaba como enfermera en un gran hospital. En su planta había una mujer mayor a la que habían diagnosticado una enfermedad terminal. Alicia era muy amable con esa mujer. La mujer confiaba en Alicia, y Alicia respondía con su amistad y comprensión. No tenía ningún modo por el que atender a esa señora de forma especial; ella no sabía que aquella mujer era rica e influyente.

La mujer se recuperó inesperadamente. Ella atribuía su curación, en parte, al amor y el cariño que había recibido de Alicia. Entonces, la contrató como secretaria personal y le subió el sueldo a más del doble de lo que ganaba en el hospital. Gracias a lo económico y las influencias políticas de su nueva amiga, Alicia está actualmente optando a cargos de altura en el ayuntamiento

Y aquí viene lo sorprendente: unos diez días antes de conocer a aquella mujer, Alicia había llegado a la conclusión que su profesión no le satisfacía. Quería entrar en la política .Aunque en aquel instante, comenzar una carrera política para ella era algo improbable, empezó a escribir su afirmación.

Como he podido comprobar, Alicia estuvo lista al ver línea de suerte. A través de esa línea le había llegado la oportunidad. La vieja señora resultó ser eso, su línea de suerte. Al conocerla en el momento justo, aquella mujer se convirtió en una clave esencial para el futuro de Alicia.

Cada persona que aparezca en su vida es, en potencia, contacto importante. Cuando esté haciendo sus afirmaciones, esté receptivo a todo el que llegue a su vida, sea en el contexto que sea. Todo lo que ocurre tiene un porqué, aunque esté oculto a nuestros ojos. Nunca se sabe quién puede ser un diente de importancia en el engranaje de su nueva vida.

Una vez que su subconsciente se pone a funcionar, empezará a encontrase con la gente que le llevará a sus metas.

Esa gente le proporcionará la guía, la ayuda e información que necesita. A veces habrá quien, incluso sin darse cuenta, le esté dando un consejo inestimable. Esto quizás suene sorprendente, pero muchas veces los logros más importantes llegan como fruto de casualidades. Yo mismo he podido conocer esta circunstancia en más ocasiones de las que uno pueda imaginar.

Lo único que tiene que hacer es estar atento a estos contactos, y agarrarse a ellos cuando aparezcan. Ponga atención a todo lo que pase a su alrededor. Esté alerta. Mantenga un ojo abierto a todas horas para que no se le escapen sus líneas de la suerte. Pronto aparecerán.

ELIMINE IMÁGENES NO DESEADAS

Tener algún que otro pensamiento negativo es imposible de evitar. Haga lo que haga imágenes no deseadas le sobrevendrán por medio de su mente consciente de vez en cuando.

La mayoría de la gente se sorprende cuando les llega un pensamiento negativo. Cuando se dan cuenta de que están teniendo un pensamiento negativo, se ponen nerviosos e intentan ahuyentarlo lo más pronto posible.

Esta no es la forma más adecuada de tratar esas imágenes. La supresión nunca es buena. El intentar evitar que un pensamiento negativo entre en su subconsciente le creará estrés y pérdida de energía vital. No se moleste. Sus intentos fracasarán de todos modos. Si yo le digo, “No se imagine un elefante rosa,”, en qué pensará inmediatamente?

Evidentemente, en un elefante rosa. Al tratar de eliminar cualquier aparición de pensamientos negativos, los hará crecer. Al intentar suprimir pensamientos no deseados, no sólo perderá energía, sino que incrementará la posibilidad de colocar esos pensamientos incluso por delante de los positivos.

Obviamente, usted no desea que los pensamientos negativos tengan tal impacto en su subconsciente. Por tanto qué debería hacer? Yo se lo diré. Utilice una expresión de decir palabras para cancelar el impacto de esos pensamientos negativos.

La frase mágica es:

“Eliminar. Eliminar.”

Cita:

Las cosas mejoran cuando tú mejoras. Las cosas empeoran cuando tú empeoras. El mundo está todo adentro tuyo. Tú estás en el punto de causa de todo lo que sucede en tu vida, sea que estés ó no conciente de ello.

 

Continue leyendo La Parte 2 ===> Haga Clik Aqui

 

 

 

 

 

 

 

33 comments to Acelere Su Prosperidad (Parte 1)

Leave a reply